Tipos de Textos: Características, Estructura y Ejemplos

Una de las ventajas de leer es que se trata de una práctica capaz de mejorar el conocimiento, al tiempo que contribuye a fortalecer la memoria y sirve de entretenimiento; del mismo modo, se caracteriza por ofrecer diversidad de opciones. En tal sentido es que se definen los tipos de texto como documentos escritos en los que se registra toda clase de información.

La correcta interpretación de un contenido, requiere tener claro que cada clase responde a una tipología específica, aun compartiendo la misma estructura pues cada uno cumple su propio propósito, haciendo que no sea siquiera parecido leer un manual instructivo, que una novela romántica.

Si bien en el ejemplo existe una evidente diferencia, en otros casos resulta esencial comprender las características específicas que definen los diferentes tipos de texto, puesto que no siempre se encuentran en estado puro, compartiendo elementos de otros en el objetivo de alcanzar sus propósitos. 

Es así como la clave de una buena lectura puede estar sujeta a la identificación del tipo de texto, pero ¿cuántos de ellos existen? y sobre todo, ¿qué diferencias hay entre ellos? A continuación un repaso por los principales y las respectivas características que definen cada uno de ellos. 

Los tipos de texto más utilizados en la actualidad y sus características son los siguientes (puedes clickear en cada enlace para tener una descripción de cada uno más detallada con sus características, estructura y ejemplos):

Texto expositivo

Se refiere a aquellos cuya finalidad es la de exponer de forma clara, información, conceptos e ideas, indistintamente que el autor pretenda partir de una perspectiva general o especializada.

Este aspecto da origen a su clasificación, pudiéndose encontrar textos expositivos divulgativos y expositivos especializados, difiriendo uno del otro en la necesidad de tener conocimiento previo para su entendimiento. 

Texto informativo

El propósito en esta clase de escrito es el de brindar información esencial, convirtiéndose en pieza elemental dentro del entorno periodístico, al abarcar desde noticias de sucesos hasta reportajes que mantengan actualizada a la audiencia. 

En esta búsqueda por impartir conocimiento, plantean la información de forma concreta, puntual y realista, apartando perspectivas, argumentos, opiniones o sentimientos del autor.

Texto argumentativo

Son aquellos que, basados en teorías, conceptos o ideas, tienen como fin expresar las opiniones o puntos de vista del autor respecto al tema abordado, pretendiendo siempre convencer o persuadir al lector.

En ellos, la intención es de cambiar la idea del lector, que opina diferente al autor, o reafirmar aquellas que comparten mediante argumentos sólidos.

Texto científico

Son escritos provenientes y dirigidos a una audiencia especializada, en los que se desarrollan teorías y conceptos, o presentan avances respecto a cualquier clase de investigaciones científicas.

Su principal característica es la objetividad, el uso de lenguaje especializado y cumplimento de normas académicas, por lo que el lector tendrá que contar con conocimiento previo del tema abordado.

Texto descriptivo

Por otro lado, son los que tienen la capacidad de crear una imagen en la imaginación del lector, ya que su finalidad es la de caracterizar de forma detallada, un determinado objeto, indistintamente que se trate de una persona, paisaje, animal, lugar, cosa o situación. Igualmente se caracterizan por el uso de la enumeración y el orden secuencial.

Texto narrativo

Se definen como narrativos a cualquier clase de relatos de ficción o simbólicos, en los que se combinan diversidad de recursos  literarios, desde descripción hasta diálogos. Su estructura responde a 4 partes: inicio, desarrollo, nudo y desenlace.

La variedad de temas tratados da origen al planteamiento de distintos géneros, siendo la novela, leyenda, cuento, mito y fábulas los más habituales.

Texto literario

Esta clase cumple objetivos estéticos, valiéndose de un lenguaje connotativo en el que imperan las metáforas, hipérboles, paradojas, símiles y onomatopeyas, como herramientas para explicar lo que, con un lenguaje directo, resultaría imposible. 

Por lo general, exponen relatos, sentimientos, diálogos e ideas sin descuidar el la esencial del discurso.

Texto directivo

Su principal característica es la de incitar al lector a que realiza alguna cosa, razón por la que suele confundirse con el texto instructivo, cuya estructura plantea la forma de desarrollar una actividad o alcanzar un objetivo.

El orden de más a menos, es elemental en esta clase de escrito, lo mismo que la lógica y el establecimiento de una dinámica causa-efecto.

Texto humanístico

Uno de los más claros, ya que su nombre lo dice todo; Se refiere aquellos en los cuales se abordan temáticas vinculadas a las relaciones humanas – por ejemplo, la sociología y la filosofía – Aunque comparten similitud con las obras científicos, carecen del aspecto formal que define a estos últimos. 

Texto periodístico

Por su parte, tienen como premisa informar, por lo que se consideran textos informativos; sin embargo difieren de estos al no limitarse a esa única función, pudiendo igualmente aportar opinión puesto que su objetivo es comunicar y mantener actualizada a la audiencia en general. 

En la actualidad, se consiguen tanto en diarios de papel como en páginas web.

Texto jurídico

Se refiere a los escritos que, usando un lenguaje formal y conservador, forman parte del ámbito judicial; se caracterizan por contener numerosos tecnicismos, términos antiguos y plantear el contenido de forma lógica y progresiva.

La objetividad es clave para evitar errores en la interpretación o ambigüedades, sus oraciones son formuladas en tercera persona del singular, siendo habitual la repetición de hechos, palabras o conceptos clave.

Texto histórico

Como lo indica su nombre, están destinados a enaltecer o postergar en el tiempo, hechos históricos, que marcaron el pasado, englobándose en la categoría desde biografías, hasta homenajes. Siguen un lenguaje formal, y suelen incluir términos antiguos.  

Texto digital

Surgen como consecuencia de las nuevas tecnologías, su principal características es la inmediatez con la que puede accederse a la información, además de la facilidad de acceso al contenido disponible. 

Su sencilla difusión solo se compara a la rapidez con la que se produce, convirtiéndose en un recurso práctico de gran visibilidad.      

Texto apelativo

Este tipo de escrito tiene como finalidad persuadir al lector, a través de ellos, el autor pretende convencer y generar una acción por parte de la audiencia receptora.

Por lo general, es la tipología del lenguaje característica de las publicidades y slogans, pero también le dan forma a instructivos, solicitudes, avisos clasificados, cartas de lectores e incluso, discursos. 

Texto funcional

Al igual que en el texto apelativo y el persuasivo; se distinguen por el predominio de una función apelativa del lenguaje, esto implica que su intención es la de influenciar al lector ofreciéndole información de forma directa clara y precisa, indicándole los pasos o acciones a seguir para llevar a cabo una o varias acciones. 

Texto persuasivo

Compartiendo la finalidad de los textos funcionales, corresponde a la tipología caracterizada por el predominio de la función apelativa o incoativa del lenguaje, esto implica que su elaboración parte del planteamiento de una estrategia que persigue convencer al receptor de algo.  

Texto recreativo

Se refiere, dicho de una forma bastante general, a aquellos que tienen como finalidad el entretenimiento del lector; de acuerdo a los recursos lingüísticos empleados, pueden tener menor o mayor formalidad, característica que los divide en populares y literarios.

Los primeros, engloban chistes, adivinanzas y refranes, mientras que los segundos, se componen de textos como novelas, poesías y cuentos; los que incluyen gráficos se denominan comics.

Texto monográfico

Es el usado con mayor frecuencia cuando se trata de presentar reflexiones, trabajos académicos en general e investigaciones; son documentos escritos que pueden tener uno o varios autores, que versan respecto a un tema específico. 

Para su realización, el o los autores, se valen de información puntual recogida en diversas fuentes.  

Texto enciclopédico

Por medio de estos, el autor pretende ofrecer la mayor cantidad de información posible respecto a un determinado tema, haciendo énfasis en el contenido de mayor importancia.

No obstante, la forma de presentación de dicha información, se plantea desde una estructura muy sintetizada en la que predomina el uso de un lenguaje claro y preciso.   

Texto bíblico

Es el término por el que se conoce a los escritos vinculados a la información que forma parte o se vincula, a los libros judíos y cristianos que se afirma, fueron inspirados por Dios y que se basan en la revelación de mensajes que traspasan de generación en generación.

Se formulan desde una postura objetiva, y por lo sagrado de su origen, rara vez apelan a las interpretaciones, argumentos u opiniones del autor.

Texto instructivo

Cumplen el objetivo de educar y enseñar a hacer algo, aunque el lenguaje no es demasiado técnico, su efectividad está limitada a la simplicidad de los pasos, los cuales deben ser expresados de manera clara a fin de facilitar el entendimiento.

En estos ejemplos, se evidencia, por lo general, la enumeración y uso de símbolos para explicar cada paso o un procedimiento.

Texto publicitario

Su principal características es la de ser breves, siguiendo el propósito de persuadir al consumidor de la misma forma que lo logra la clase argumentativa; la idea es que los mismo, adquieran determinados bienes o contraten servicios.

Los copys y los slogans son ejemplos claro de la tipología, distinguiéndose por una extensión que no suele superar a una frase.

Texto refundido

Este suele ser uno de los más confundidos; se tratan de escritos que, por su carácter generalista, pueden alcanzar a diferentes tipos de audiencias prestándose para la continua presentación. La información se maneja desde una perspectiva clara y dinámica que facilite la comprensión del lector e invite a la retransmisión del conocimiento adquirido.  

Texto dramático

Es la clase de escrito que se ajusta a las exigencias del teatro, ya que por tendencia, están divididos en actos que a su vez, se separan en escenas, haciéndoles perfectos para una representación escénica a través de diálogos o de acciones. 

De manera común, son vinculados o confundidos con los textos narrativos, difiriendo de estos en la estructura. 

Texto poético

Se caracterizan por ser continuos, presentando mayor dificultad al momento de traducirse en otras lenguas debido al estilo rítmico que sigue, mismo que tiene mayor relevancia que el contenido en sí.

Suelen ser narrativos, con carácter explicativo y predominio tanto de la argumentación como de la descripción.

Texto lírico

Son aquellos que se caracterizan por el uso del lenguaje poético, influyendo el entusiasmo e inspiración del autor al momento de expresar sus ideas y sentimientos; de ello se entiende que el poema sea su expresión fundamental y que estén sujetos a la subjetividad.

De la misma forma que la clase de escritos narrativos, existe una amplia variedad de géneros, entre siendo los más comunes los himnos, elegías, odas, sonetos, adivinanzas y trabalenguas. 

Texto continuo

Esta clase hace referencia a los contenidos que, por medio de frases u oraciones, pretenden brindar información pudiendo ser en párrafos o estrofas, suponiendo que se trate de la prosa o estrofas respectivamente. 

Su principal características es la de presentar el contenido de manera ininterrumpida, lo que le brinda mayor nivel de complejidad al momento de plantearlo.

Texto discontinuo

Se refiere a la clase que se organiza de forma gráfica, por lo que no sigue un orden lineal sino que ofrece una lectura desde diversos planos; por lo general, sus enunciados aparecen como un todo en el que se integran fuentes, color e imágenes.

Incluye el uso de cuadros y gráficos, así como representaciones incógnitas de datos que despiertan la curiosidad del lector y le mantienen atentos. 

Texto académico

Hace referencia a aquellas obras que fueron desarrolladas en el marco institucional del quehacer científico y académico, cumpliendo el objetivo elemental de difundir conocimiento o información, ante colegas o la sociedad, luego de realizar un trabajo de análisis, investigación o reflexión. 

Son intertextuales, es decir, recurren a otros bibliografías para la justificación de sus planteamientos o refutar conclusiones, y se sustentan en argumentos claros, manteniendo un discurso formal y orden lógico. 

Texto introductorio

La función de estos escritos es la de presentar la obra y/o al autor, siendo el contenido que precede al cuerpo de un libro; en este, se explican las características fundamentales de la obra con la intención de captar la atención del lector y adentrarse en la misma, influyendo en su curiosidad e imaginación.